31 jul. 2018

Literatura y Derechos Humanos. Vidas e intrahistorias en los juicios de Nüremberg. Sobre Raphael Lemkin (1900-1959) y el 70 Aniversario de la ‘Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio’

 

Totalmente Extraoficial
Autobiografía de Raphael Lemkin
Pról. Antonio Muñoz Molina
Donna Lee-Frieze y Joaquín González Ibáñez (eds.)
Trad. de Joaquín González Ibáñez
Introd. de Donna Lee-Frieze
Madrid: Berg Institute (Biblioteca Literatura y Derechos Humanos), 2018, 391 pp.
ISBN: 9788494309779

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, en un mensaje radiado de la BBC en agosto de 1941, Winston Churchill afirmó que los nazis estaban cometiendo «un crimen sin nombre». Raphael Lemkin se comprometió a la búsqueda del término adecuado para definir aquel tipo de atrocidades innominadas. Gracias a sus investigaciones históricas, sus estudios de filología y filosofía –hablaba nueve idiomas y comprendía doce– y su formación jurídica, Lemkin acuñó en 1943 el neologismo «genocidio».
Totalmente Extraoficial. Autobiografía de Raphael Lemkin da cuenta de la vida de un personaje excepcional de la historia del siglo XX, que dedicó todos sus esfuerzos a concienciar y luchar para que existiera un marco legal que pusiera freno a la barbarie por medio de un tratado internacional que sancionara el crimen de Genocidio. Lemkin siguió la máxima de Tolstoi «creer en una idea exige vivirla» y convirtió la consecución de su ideal en su forma de vida.
Su imaginación moral en el relato contemporáneo de la conciencia cívica y de la Justicia del siglo XX permite comprender una parte siniestra e inmanente de la historia de la Humanidad y nos ayuda a discernir con su legado que la conciencia moral y la acción para preservar los Derechos Humanos no son una entelequia.

«Lemkin fue uno de aquellos profetas aguafiestas que quisieron advertir a los Aliados, sobre todo a las potencias democráticas, de que la expansión bélica hacia el este de Europa incluía un programa de exterminio de poblaciones humanas a una escala nunca vista (…) La causa de Lemkin es también la nuestra porque no acabará nunca la tentación humana del despotismo, la búsqueda de chivos expiatorios, la criminalización de comunidades enteras. Tristemente hay muy poco peligro de que la palabra inventada por Raphael Lemkin pueda caer en desuso». Antonio Muñoz Molina

 

 

Presentación y Agradecimientos
por Joaquín González Ibáñez

Prólogo a la Edición española: «el dueño de una palabra»,
por Antonio Muñoz Molina

Introducción a la Edición original En inglés: el «profeta insistente»,
por Donna-Lee Frieze

 
Totalmente Extraoficial Prefacio, por Raphael Lemkin

Capítulo 1. Los primeros años

Capítulo 2. La huida, 1939

Capítulo 3. La huida, 1939-1940

Capítulo 4. Un refugiado en Lituania, Letonia y Suecia

Capítulo 5. De Suecia a Estados Unidos

Capítulo 6. Primeras impresiones de América. Abril - Junio 1941

Capítulo 7. Alertando al mundo del Genocidio

Capítulo 8. El nacimiento de la convención

Capítulo 9. Ginebra, 1948

Capítulo 10. París, 1948

Capítulo 11. Escalando nuevamente una montaña

Capítulo 12. Llegando al final

 
Apéndices

Apéndice uno. Esquema para el capítulo uno
Apéndice dos. Esquema
Apéndice tres. Esquema
Apéndice cuatro. Esquema de Totalmente Extraoficial
Apéndice cinco. Esquema para Totalmente Extraoficial
Apéndice seis. Resumen y esquema

Anexos

Bibliografía
Índice de fotografías
Índice de materias

 

Donna-Lee Frieze es profesora de estudios sobre Genocidio y Memoria del Postconflicto de la Universidad Deakin. Representante de Australia en la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto.
Joaquín González Ibáñez es codirector de Berg institute y profesor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Alfonso x el Sabio de madrid.
Antonio Muñoz Molina es escritor, miembro de la RAE, Premio Príncipe de Asturias de las letras 2013 y Premio nacional de narrativa, entre otros.
 
xxxXXXxxx

Raphael Lemkin en 1944
 
Raphael Lemkin (Bezwodne, 24 de junio de 1900 – Nueva York, 28 de agosto de 1959), jurista polaco reconocido internacionalmente como el “creador” del neologismo “genocidio”, que aparec​ió​ mencionado por primera vez en su libro ​El dominio del Eje en la Europa ocupada ​(Axis Rule in occupied Europe) ​publicado en Estados Unidos en 1944, país al que Lemkin logró escapar de la persecución nazi en 1939. Del mismo modo, su constante trabajo jurídico y ​cívico a lo largo de su vida, desembocó en la adopción de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio en 1948, de la cual fue su principal defensor y valedor.​

ulto de Europa. Es la historia, también, de una ciudad: Lvov, Lviv o Lemberg. Y es un libro, también, de Derecho internacional; el autor profesor de la materia y el libro trata de los primeros que lucharon porque se persiguieran los crímenes contra la humanidad y porque el genocidio se considerara un crimen, de sus argumentos jurídicos y de los límites a tales argumentos. Pero, sobre todo, es la historia personal de los tres personajes principales del libro, tres judíos que estuvieron en el mismo lugar y en la misma época: el abuelo del autor, Leon Buccholz, originario de Lemberg, destilador y tabernero que en los años 20 tuvo que huir a Viena y luego a París; también del catedrático de derecho internacional de Cambridge, Hersch Lauterpacht, originario de la zona, de Zólkiew junto a Lemberg, que consiguió llegar a Inglaterra después de pasar por la universidad de Viena en los años 20 (y compartir universidad con Kelsen, Freud y tantos de la Viena de los años 20), que en los años 40-46 asesoraría a los fiscales ingleses; y de otro jurista, Rafael Lemkin, de origen bielorruso, que en 1921 estudió también en Lvov o Lemberg y que consiguió huir por los pelos y a través de toda Rusa a los EEUU, desde donde asesoraría, en este caso con poco éxito, a los fiscales americanos. He hablado de asesorar ¿pero asesorar en qué? En los juicios de Nüremberg, que juzgaron, con arreglo a la ley, a Göring y otros jerarcas del nazismo. Y falta, claro, el último personaje del libro, el villano, el ejemplo de la maldad humana banal: el jurista Hans Frank, abogado de Hitler y Gobernador General de la Polonia ocupada por los nazis, responsable de la deportación de centenares de miles de polacos y judíos, creador de los guetos de Cracovia, Lemberg y otros lugares, y responsable de la muerte de casi todos los judíos de ese territorio (y, de paso, de los familiares de los personajes principales). Extraordinario libro.XXXxxxXXX



Philippe Sands
Calle Este-Oeste
Sobre los orígenes de genocidio y crímenes contra la humanidad
Trad. de Francisco J. Ramos Mena
Anagrama, 2017, 600 pp.
ISBN: 9788433979919 NÚM. DE PÁGINAS:600
COLECCIÓN:Panorama de narrativas


En las páginas de este libro excepcional se entretejen dos hilos: por un lado, el rescate de la historia del abuelo materno del autor a partir de un viaje de este para dar una conferencia en la ciudad de Lviv, que fue polaca y actualmente forma parte de Ucrania. Por el otro, la peripecia de dos abogados judíos y un acusado alemán en el juicio de Núremberg, cuyas vidas también confluyen en esa ciudad invadida por los nazis. Los dos judíos estudiaron allí y salvaron sus vidas porque emigraron a tiempo –uno a Inglaterra, el otro a Estados Unidos–, y el acusado –también brillante abogado y asesor jurídico de Hitler– fue gobernador durante la ocupación.
Y así, a partir de las sutiles conexiones entre estos cuatro personajes –el abuelo, los dos abogados judíos que participan en Nuremberg, uno con el equipo de juristas británico y el otro con el americano, y el nazi, un hombre culto que acabó abrazando la barbarie–, emerge el pasado, la Shoá, la Historia con mayúsculas y las pequeñas historias íntimas. Y frente al horror surge la sed de justicia –la lucha de los dos abogados por introducir en el juicio el concepto de «crímenes contra la humanidad»– y la voluntad de entender lo sucedido, que lleva al autor a entrevistarse con el hijo del criminal nazi.
El resultado: un libro que demuestra que no todo estaba dicho sobre la Segunda Guerra Mundial y el genocidio; un libro que es al mismo tiempo un bellísimo texto literario con tintes detectivescos y de thriller judicial, un relato histórico sobresaliente sobre el Holocausto y los ideales de unos hombres que luchan por un mundo mejor y una meditación sobre la barbarie, la culpa y el deseo de justicia. Pocas veces está tan justificado aplicar a una obra el calificativo de imprescindible.

 
La crítica ha dicho:

«Una conmovedora memoria familiar se entrecruza con la historia de las mentes legales judías que sembraron las semillas de las leyes de los derechos humanos en el juicio de Núremberg. Un libro importante y absorbente. Excepcional» (Lisa Appignanesi, The Guardian).
«Extraordinario. Cautivador. Emocionante e intenso» (Mark Mazower, Financial Times).
«Un libro descomunal, una historia cargada de emoción que a ratos se lee como un relato detectivesco» (David Herman, New Statesman).
«Un libro excepcional» (Caroline Sanderson, The Bookseller).
«Un libro radicalmente distinto a todo lo que he leído; absorbente e inolvidable» (Orlando Figes).
«Uno de los libros más extraordinarios que he leído en mi vida» (Antonia Fraser)
«Utiliza las técnicas propias de algunos historiadores, pero también las de un autor de thrillers. El resultado es una narración que hasta donde llegan mis conocimientos no tiene precedentes. Una máquina de fuerza y belleza que nadie debería pasar por alto» (Bernard-Henri Lévy).
«El triunfo de una indagación admirable. Ninguna novela podría plasmar la verdad con tanta precisión» (Antony Beevor).
«Un logro monumental: profundamente personal, narrado con amor, indignación y una gran precisión» (John le Carré).

 

No hay comentarios: