9 jun. 2018

Félix María de Samaniego (1750-1791) y sus precursores


Félix María Samaniego (1750-1791)
 
La zorra y el busto
 
Dijo la Zorra al Busto,
Después de olerlo:
«Tu cabeza es hermosa,
Pero sin seso»
Como éste hay muchos,
Que aunque parecen hombres,
Sólo son bustos.
Félix María de Samaniego. Fábulas (1781)
 
Y, después de escupirle en el rostro, que es un modo de lamerlo a higiénica distancia, le preguntó -porque ella había leído las Catilinarias- sobre un tenebroso pasaje que allí figuraba: "si omnis res publica sic loquatur, Marce Tulli, quid agis?' (Cat. 1,27).

Cicerón se mantuvo taciturno -llevaba en silencio ya un tiempo, no era una cabeza parlante, qué más podría decir, no había palabras- y seguidamente le sacó la lengua -ella, Fulvia, a él, con mucho el peor enemigo, el peor, de Marco Antonio, su marido- de la misma boca, por animarle a responder. Y ya no le cupo, pues, pensar sino Como éste hay muchos,/Que aunque parecen hombres,/Sólo son bustos.

 


Gregorio Lazzarini (1657-1730)
Fulvia con la cabeza de Cicerón (1692)
Museumslandschaft Hessen Kassel (Kassel. Alemania)

No hay comentarios: