Monday, March 20, 2017

Con Goldoni, en Firenze

Paseos que, en consciente ritornello, me traían a la basílica catedral metropolitana de Santa María del Fiore en Piazza del Duomo –sede episcopal de la archidiócesis de Firenze acabaron por extraviarme –hábilmente incitado por otra persona también devota de los libros, e incluso más aún que yo mismo– hasta el escaparate de la Libreria Vittorio, en Via Verdi 33 r. Inquiriendo en sus estantes, rinconeras y a lo largo de toda clase de poyos donde se erigían en murallones ediciones y multitud de impresos, no tardé en comprobar que mi inductora ya los había arrasado sin clemencia para mi turno, devastando mucha de mi confiada expectativa. Pero la esperanza no ha de perderse, y en su espera contenida una ilusión realizable siempre aguarda. Y así, en efecto, la expectativa al fin llegó.

Hallé y adquirí los Componimenti poetici dell’avvocato Carlo Goldoni (Piacenza: dai Torchj del Majno, 1829. 16º, 168 pp.), que aquí muestro y comento.





Trátese de una edición no venal que, de acuerdo al prefacio, dispensó en obsequio su tipografo, Gaetano Del Majno, a los suscriptores de la Collezione completa delle commedie del signor Carlo Goldoni avvocato veneziano, obra compuesta de 44 t., cuya publicación abarcó los años 1827 a 1833, y de ese modo vino a servir de apéndice al t. XIII.
No era para mí este encuentro cosa menor, y no sólo por la razonable peculiaridad de la obra, sino porque mi biblioteca ya acumula por años un peso de publicaciones de y sobre Goldoni que va siendo suficiente provisión para estudio y escritura de algún trabajo en Derecho y Literatura –el pie lo da con excelente horma Mario A. Cattaneo, Carlo Goldoni e Alessandro Manzoni: illuminismo e diritto penale, Milano: Giuffrè, 1987– ocasión que, sin embargo, entretienen otros encargos y proyectos. Comparados con las comedias, estos Componimenti poetici es muy posible que no aporten a tal objetivo materiales principalísimos, pero tampoco empacharán. Que conozca, nada hay disponible en nuestra lengua de la lírica del comediógrafo veneciano, nada que la reúna y menos que se haya ocupado de ella. De hecho, es muy menor todo lo dedicado a Carlo Goldoni (1707-1793), como ya destacaron Vicente González Martín (Catedrático de Filología Italiana en la Universidad de Salamanca) con su artículo “La obra de Carlo Goldoni en la literatura y la crítica española contemporánea” [véase Carlo Goldoni: una vida para el teatro. Coloquio internacional: Bicentenario Carlo Goldoni (Valencia. UIMP, 9 a 11 de marzo de 1994), Ines Rodríguez y Juli Leal (eds.), Departament de Filologia Francesa i Italiana, Universitat de València,  1996, pp. 87-95], o Víctor M. Pagán Rodríguez en Goldoni y España [Madrid: Asociación de Directores de Escena, 1993]. No obstante, a mi parecer habría hilo para tejer con discutir acerca de presencias goldonianas en Jovellanos [algo dije en “Lacrimae & Luminos. El delincuente honrado (1773), de Gaspar Melchor de Jovellanos”, en Revista Jurídica de Investigación e Innovación educativa, 7 (enero 2013), pp. 9-30, disponible en http://www.eumed.net/rev/rejie/07/lacrimae-luminos.pdf] y otros, además de sobre modas al uso para la commedia dell’arte que de Italia llegaron entonces a nuestra escena con voluntad de instalarse y proliferar [véase Antonietta Calderone y Víctor M. Pagán Rodríguez, “Carlo Goldoni: la comedia y el drama jocoso”, en El teatro europeo en la España del siglo XVIII, Francisco Lafarga (ed.), Universitat de Lleida, 1997. pp. 139-194, y Víctor M. Pagán Rodríguez, "El teatro de Goldoni en España: comedias y dramas con música entre los siglos dieciocho y veinte." (1997). Archivo Institucional E-Prints Complutense. Accesible en: http://eprints.ucm.es/3918/]. Quedo, por tanto, agradecido y satisfecho por haber sumado esta edición a los anaqueles de mi librería, y penitenciar un poco más por mi demora en poner a la mesa de trabajo recado de escribir para las páginas que me andan por la cabeza.

En el resto de la mañana y tarde la cupola de Brunelleschi, mirada en la del Panteón de Roma, fue brújula en mi errancia rodeado de Belleza.

J.C.G.

No comments: