Saturday, January 21, 2017

Pintura victoriana. Construyendo a Charles Pyne (1842-?)


Hace años adquirí de un anticuario londinense radicado en Málaga una carpeta de dibujos y acuarelas que no había vuelto a ver hasta hace poco, cuando apareció junto con otros papeles en el interior de un archivador. Emergió al ordenar mi biblioteca que, como pueden deducir, alimento con nutrientes muy diversos, además de libros, a fin de procurar que su voraz apetito siga dieta variada. Esto no la impide engordar, pero no las creo el hombre para que guardaran la línea.
El caso es que, entre aguadas llenas de ingenuidad –generalmente obra de anónimas inglesas que con su caballete y estuche de pinturas jineteaban floridas praderas y agrestes acantilados– hallé dos pequeñas marinas (10x6 cm), en óleo sobre cartón, que no recordaba; a veces la desmemoria se representa como una forma de la Gracia. Es seguro que en su día llamaron mi atención, pues las conservaba cuidadosamente protegidas en papel seda, y separadas del resto, con nota de puño y letra propia que, para advertirme, deje escrita con un ‘averiguar sobre Pyne’. No era una imperiosa tarea, como es fácil concluir a más de una década de ser escrita. El tiempo está lleno de ocasiones, y no hay porqué precipitarse; simplemente llega el día. Éste fue el de ayer.
De la indagación resulta lo siguiente. Hacia donde más inclinan mis hipótesis podría tratarse Charles Pyne (1842-?), paisajista victoriano, con excelente pulso para la acuarela. Su firma en una marina titulada ‘Whitby, Yorkshire’, presenta rasgos grafológicos* coincidentes con la de uno de los óleos, que a su verso designó como ‘The Welsh coast’. Este Pyne subió a la colina Leith Hill en Reigate (Surrey), contempló en Sussex las playas de Hastings y el Arundel Castle, su mirada londinense deambuló por Oxford Street y, desde Romney Island, divisó las torres de Windsor. En la etapa más floreciente de su creación –entre 1861 y 1880– anduvo, sin duda, parajes de diversas localidades del Norte de Gales, y las aguas de Lledr River corrieron ante él a su paso por la elemental villa de Betws-y-Coed, que registró en un lienzo al óleo. Finalmente, los caminos le asomaron, creo, a la costa. Las dos imágenes que rescato serían el testimonio de aquélla y de algún lugar seguramente cercano a Lambry, o Lhanbryde. En 1908 colgó una de sus acuarelas –'Windsor Castle from Romney Island'– en la National Gallery of British Art. Aún trabajaba los pinceles en 1911. Más adelante, los pentimenti se tornan borrosos y cada vez más disipados. La vida en su últimos trazos siempre lo está.
 
J.C.G.
 
 
 
 
 
-----
* Whitby, Yorkshire y detalle de firma
 
 
 

No comments: