29 nov. 2016

Alegoría de la Justicia en un grabado de Edward Coke (o el Diablo está en los detalles)




Grabado de 'Sir Edward Coke, Lord Chief Justice', Jacobus Houbraken (1698-1780), sculps. (Impensis J. & P. Knapton, London, 1741).
El escultor, de origen holandés, sitúa los tres atributos de la función de Lord Chief Justice bajo el óvalo arquitectónico que representa el busto de Sir Edward Coke (1552-1634), presidente del Court of Common Pleas.
El detalle de la posición en que cada uno de los símbolos aparece, colocando la justicia al pie de un cetro y bajo una espada, no debe resultar irrelevante.
Houbraken resalta la dignidad del personaje, autor de Institutes of the Lawes of England (1628), pero elude comprometerse con su carácter independiente frente a la Corona que, ostentada por Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, reinante entre 1576-1625, y su amante y favorito George Villiers de Buckingham (1592-1628), acabó deponiendo a Coke de todos sus cargos y dignidades. El absolutismo del monarca era inmisericorde y abiertamente opuesto al Parlamento.  O tal vez, por el contrario, al amparo de la fechas de su grabado, Houbraken se permite mostrar una fiel y cruda imagen de las relaciones entre Poder y la Justicia.
Edward Coke favoreció el procesamiento de Robert Carr (1587-1645), primer conde de Somerset y anterior favorito del rey.
Entre sus principales adversarios figuró siempre Francis Bacon (1561-1626), a quien Houbraken igualmente representó, y donde el cetro, en manos de un rubicundo y gentil infante, carece de una presencia tan aplastante como la vista más arriba.
 
 
 
Francis Bacon, primer baron Verulam and Viscount St Albans (1561-1626). Lord Chancellor
por Jacobus Houbraken (1738)

No hay comentarios: