Monday, August 01, 2016

Noticias sobre 'Des droits et des devoirs du citoyen', de Mably, en Portugal, España e Iberoamérica


Unos días de descanso en Lisboa, el mes pasado, me permitieron visitar algunos comercios de libros de la ciudad. Varias monografías sobre Fernando Pessoa, sobre estética, un poemario y textos de Saramago están ya en mi biblioteca. También la obra que aquí reseñaré con más detalle, hallada en Antiquário do Chiado (Rua Anchieta 7, Libsoa).


Subido a una escalera, en la parte más alta, el estante superior de un elegante mueble librería acristalado que está entrando a su derecha, surgió este ejemplar de la obra Des droits et des devoirs du citoyen. Par M. l'abbé de Mably, Kell (sic), s.e., 1790; in-12, 244 pp.
 


Se trata de la segunda edición de la publicada un año antes (1789). Escrita por Mably en 1758, fueron sus ejecutores testamentarios quienes promocionaron su impresión. Ellos igualmente ofrecerían al Parlamento el original manuscrito el 1 de agosto de 1790.
Gabriel Bonnot el abate de Mably (1709 -1785/6)
 
Un texto republicano clásico y, sin duda, entre los más destacados de la producción de Mably, donde también cabe mencionar, entre la de asunto jurídico, Le Droit public de L'Europe en materia de relaciones internacionales (1748) y Observations sur le gouvernement et les lois des Etats-Unis d'Amerique, 1784, sobre el proceso de elaboración de la Constitución americana, que le encargó Congreso, y que –sea dicho- no es en todo el mejor ejemplo de devoción por la tolerancia religiosa. Con perceptibles coincidencias de comunitarismo rousseuniano, Gabriel Bonnot, abate de Mably (Greenopble 14 Marzo 1709-Paris 23 Abril, 1785-6?) criticó severamente la propiedad privada, germen de todos los males sociales, defendiendo la limitación de la agraria (vid. De la legislación o los principios de las leyes, 1776). No fue menos incisiva su reprobación del lujo, su oposición a los impuestos indirectos y la herencia, o su decidida actitud antiesclavista.
El ejemplar que ahora poseo mantiene la encuadernación de la época, con guardas de papier dominoté y un interior limpio. Más seductor aún su fondo: un dialogo entre el autor y un lord inglés, donde a veces se hace difícil conocer y distinguir la opinión del primero. Con determinada y clara afirmación se postula en él una concepción del Estado integrado por ciudadanos libres e iguales. A ese fin, no le hará objeción a la guerra civil como instrumento político para su efectiva realización.
Nada de lo anterior pasó desapercibido a los censores inquisitoriales en España, que fueron singularmente céleres. La circulación y posesión Des droits et des devoirs du citoyen -impr. en Kell en 1789- resultó prohibida por Edicto de 13 de Diciembre de 1789 (Véase Suplemento al Índice expurgatorio del año de 1790, en la Imprenta Real, Madrid, 1805, p. 35). La edición de Lyon de las Oeuvres Completes (1792, 12 t.), lleva fecha de 11 febrero de 1804.
Los homónimos examinadores en las vecinas tierras de Portugal no fueron tan diligentes, o quizá tuvieron mayor condescendencia, al menos con determinados lectores. Tal debió ser el caso de Joaquim Pedro Celestino Soares, capitão da Marinha Real Portuguesa, propietario en origen del libro del que lo soy ahora yo. Noticias de Soares las ofrece el Diccionario de Inocencio en estos términos:

"JOAQUIM PEDRO CELESTINO SOARES, do Conselho de Sua Magestade, Cavalleiro das Ordens da Torre e Espada, e de Christo, Capitão de mar e guerra da Armada Nacional, Director da Eschola Naval, Commandante da companhia dos Guardas-marinhas, Sócio de mérito da Acad. das Bellas-Artes de Lisboa; Deputado*ás Cortes em varias legislaturas, etc.”
 
Y también:
“Nasceu em 1793. Morreu em 1870, em Lisboa, na sua casa da travessa do Pé de Ferro, e jaz sepultado no cemitério Occidental. Era então Contra Almirante, membro do Supremo Conselho de Justiça Militar, director do Museu de Marinha, sócio efectivo da Academia Real das Ciências, do Conselho de Sua Majestade, Cavaleiro das Ordens da Torre e Espada, e de Cristo, Capitão de mar e guerra da Armada Nacional, Director da Eschola Naval, Comandante da Companhia dos Guardas-marinhas, Sócio de mérito da Acad. das Belas-artes de Lisboa; Deputado às Cortes em varias legislaturas, etc.”
Véase Diccionario Bibliographico Portuguez. Estudos de Inocencio Francisco da Silva aplicáveis a Portugal e ao Brasil. Na Impresa Nacional, Lisboa, MDCCCLX, T. IV, p. 149, y t. XII, p. 123.
 
Allí, asimismo, se registra su obra Quadros navaes, ou collecção dos folhetins marítimos, publicados no «Patriota.» Lisboa, Typ. de Antônio Joaquim da Costa 1845. 8." gr. de xxvi-186 pp. Sobre la que indica: “Tinham saído no Patriota, n-°s 529, 534, 537, etc. etc— Vej. a respeito d'esta collecção, e do seu mérito, o que diz a Revista Universal Lisbonense, tomo iv da l.« serie a pag. 484. 1-959) Bosquejo das possessões portuguezas no Oriente, ou resumo de algumas derrotas da índia, e da China. Tomo i. Lisboa, Imp. Nacional 1851. g_o g—Tomo in. Ibi, na mesma Imp. 1853. 8.° gr.—Esta obra foi incumbida ao auctor por ordem do governo, que a mandou publicar á custa do Estado. Não se imprimiu até hoje o tomo n, nem consta que se prosiga na continuação. Creio que mais alguma cousa existe impressa do auctor; porém não estou por agora habilitado para dar ao presente artigo maior desenvolvimento, o que terá logar no Supplemento, se até lá houver as informações que me faltam”.
 
Otras informaciones que mi interés ha procurado hacen al destino constitucional español que corrió Des droits et des devoirs du citoyen mediante su traducción castellana y ulterior difusión en tierras americanas.
Reproduzco lo escrito en mi libro Justicia constitucional y Literatura (Pról. De Carlos Ramos Núñez, Centro de Estudios constitucionales del Tribunal constitucional del Perú, Lima, 2016, pp. 31-34), recién publicado.

 
« [...] María Magdalena Fernández de Córdoba (1780-1830), marquesa de Astorga y condesa de Altamira, auténtica prologuista –bajo iniciales D. M. M. P. H.– y traductora[1] de la importante obra en el Cádiz de 1812 Des Droits et des devoirs du citoyen (1758),[2] de Gabriel Bonnot de Mably, Abate Mably (1709-1785). Alentada a su lectura desde el cenáculo liberal de su casa en la capital gaditana, al que acudían ‘el Divino’ Agustín de Argüelles Álvarez (1776-1844), Álvaro Flórez Estrada (1765-1853) o el quiteño José Mejía Lequerica (1775-1813), haber finalmente traducido y prologado a Malby en Derechos y Deberes del Ciudadano, un texto de primordial influencia a la hora de comprender la génesis del Estado constitucional moderno en España en el período 1813 a 1833,[3] no resulta trivial. Tampoco lo sería en orden a la cultura constitucional peruana, donde la labor de Dª María Magdalena tuvo recepción, sumida casi en el anonimato o muy poco sabida,[4] pues la había leído en Cádiz Mariano Rivero y Besoaín (1782-¿1845?), abogado de la Audiencia de los Reyes y diputado arequipeño en aquellas Cortes (1810 y 1813-1814), y la envió a Lima para lectura de su hermano Francisco, quien decidió costear la impresión,[5] con Bernardino Ruiz ‘Anticiro’ (1765-1819), antiguo director de la imprenta del Mercurio Peruano, como editor y prologuista[6] para la segunda reimpresión. En Ecuador también resonó aquella traducción de los Derechos y Deberes del Ciudadano, y no sólo por la acogida que le prestó Mejia Lequerica,[7] sino también por el propicio interés que suscitaba en círculos liberales y el testimonio de algún proceso de 1819 instruido en la Audiencia de Quito por denuncias de posesión de ejemplares en lengua francesa.[8] Pero, asimismo, la obra de Mably no deberá confundirse con una posible edición quítena del folleto venezolano titulado Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano con varias máximas republicanas; y un discurso preliminar, dirigido a los americanos, impreso en Caracas el año 1811 (1824, 2ª ed.), con reimpresión en Santa Fé de Bogotá en 1813 o en Caracas y Cumaná el año 1824,[9] y a menudo atribuido a Juan Picornell (1759-1825), aunque igualmente a otros muchos.[10] Con todo, Derechos y deberes del ciudadano de Mably, volvió a ser leído en España, y Argentina, en ediciones de 1820 que seguían la gaditana de María Magdalena».[11]

 

Y lo anterior y esto así escrito queda.

J.C.G.


[1] Véase Elisa Martín-Valdepeñas Yagüe, Beatriz Sánchez Hita, Irene Castells Oliván y Elena Fernández García, “Una traductora de Malby en le Cádiz de las Cores: La marquesa de Astorga”, Historia constitucional. Revista Electrónica de Historia Constitucional 10 (2009), pp. 63-136. Apèndice: Trascripción del prólogo de Derechos y Deberes del Ciudadano (1812), pp. 115-136. Ahora en ed. exenta Madrid: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2010. Otra ed. en Mujeres y constitucionalismo histórico español. Seis estudios, Irene Castells (coord.), Oviedo: In Itinere Centro de Estudios Políticos y Constitucionales/Ediciones de la Universidad de Oviedo, 2014, pp. 125-209.
[2] Cádiz: Imprenta Tormentaria, 1812.
[3] Giovanni Stiffoni, “La fortuna di Gabriel Bonnot de Mably in Spagna tra illuminismo e rivoluzion Borghese”, Nuova Rivista Storica LXXVI (1992), pp. 517-530. Existe una edición posterior en francés, por la que citamos: “La fortune de G. B. de Mably en Espagne entre Lumières et Révolution Bourgeoise”, en Colloque Mably. La politique comme science morale: actes du colloque, 6-8 juin 1991, Musée de la Révolution française, Château de Vizille, Florence Gauthier y Fernanda Mazzanti (eds.), introd. par Florence Gauthier, Bari : Palomar, 1997, v. II, pp. 263-281, en esp. pp. 279-280. Asimismo, el trabajo de Peter Friedemann, “Culture politique et État constitutionnel moderne chez Mably”, en Colloque Mably. La politique comme science morale, cit. v. II, pp. 77-105
[4] José Toribio Medina, La imprenta en Lima (1584-1824), Santiago de Chile: Impreso y grabado en casa del Autor, MCMIV, t. I, precisa: “El traductor de la obra de Mably fué la Marquesa de Astorga", cf. [2890], p. 94
[5] Derechos y Deberes del Ciudadano: obra traducida del idioma francés al castellano, impresa en Cádiz en 1812, y reimpresa en Lima a costa de D. Francisco Rivero, Lima: Impr. de los Huérfanos, 1812.
[6] Derechos y Deberes del Ciudadano: obra traducida del idioma francés al castellano, impresa en Cádiz en 1812 y reimpresa en Lima a costa de D. Francisco Rivero, Lima: Imp. de los Huérfanos: por Bernardino Ruiz, 1813.
[7] A la traduccion de la Marquesa dedicó José Mejía Lequerica elogios en la gaceta gaditana Abeja española (Cádiz: imprena Patriótica) 10, ed. de 21.X.1812, p.78.
[8] Véase Georges Lomné, “Aux origines du republicanisme quitenien (1809-1812): la liberte des Romains”, en Las independencias hispanoamericanas. Un objeto de historia, Véronique Hébrard y Geneviève Verdo (éd.), Madrid: Casa de Velázquez, 2013, pp. 49-63. En trad. al español “Quito al compás de la libertad de los Antiguos (1809-1812)”, en Ecuador y Francia: diálogos científicos y políticos (1735-2013), Carlos Espinosa y Georges Lomne (Coord.), Quito: FLACSO, Sede Ecuador : Embajada de Francia en Ecuador : Instituto Frances de Estudios Andinos (IFEA), 2013, pp. 97-116, en esp. pp. 108-111.
[9] Derechos del hombre y del ciudadano con varias máximas republicanas; y un discurso preliminar, dirigido a los americanos. Caracas: Imprenta de Juan Baillio y Cia, 1811. Hay edición en Civitas. Thomson Reuters Aranzadi, Cizur Menor (Navarra), 2011, con present. de Lorenzo Martín Retortillo.
[10] Véanse las eruditas precisiones bibliográficas de Pedro Grases, ”La Conspiración de Gual y España y el ideario de la independencia”, en Id., Escritos selectos, present. de Arturo Uslar Pietri, pról. de Rafael di Prisco (pp. XIII-LVX), Caracas: Biblioteca Ayacucho,  pp. 36-42.
[11] Traducida al español por D. M. M. P. H., Madrid: Imprenta de Doña Rosa Sanz, 1820 que sigue la de Cádiz de 1812, y sin indicación de trad. Buenos Aires: Imprenta de Phocion, 1820, que parece la misma.

No comments: