Friday, May 13, 2016

XIII Jornadas de Direito e Psicanálise. Interseções e Interlocuções a partir de ‘Ensaio sobre a cegueira’, de José Saramago. Contextos (IV)


XIII Jornadas de Direito e Psicanálise 18, 19 y 20 de mayo de 2016) organizadas por el Núcleo de Direito e Psicanálise de la Faculdade de Direito de la Universidade Federal do Paraná (Curitiba, Paraná. Brasil), dedicadas a Interseções e Interlocuções a partir de ‘Ensaio sobre a cegueira’, de José Saramago.
 
 
En ‘Ensayo sobre la ceguera’, de José Saramago, encuentro este pasaje: “Quién sabe, el médico sonrió sin querer, realmente, los ojos no son más que unas lentes, como un objetivo, es el cerebro quien realmente ve”.
Científicamente consideradas estas líneas apenas aportan nada que la neurología no conozca desde hace mucho. Pero tiene interés para mí como sugerencia que puede conducir a un lugar muy atractivo en la cinematografía de las vanguardias históricas. Se trata de movimiento ‘Cine-Ojo’ (Кино глаз), cuyo proyecto era una ‘alfabetización visual’ a partir de la mirada al mundo visible inaccesible al ojo humano. Su representante fue el poeta –futurista– y cineasta soviético Dziga Vertov [‘Gira, peonza’, en la traducción más admisible de Дзига Вертов], a su vez pseudónimo del judío-polaco Denís Abrámovich Káufman (Białystok, hoy Polonia,1896-Moscú, 1954). Su obra más notable se titula ‘Человек с кино-аппаратом’ [El hombre de la cámara] (1929), todavía en mudo, que aunque en lo externo acude a numerosas referencias auditivas (orejas, oídos) y sónicas, está en ese momento construida –pues se basa en el montaje como construcción¬– desde la idea de una visión ocular a través de la lente –ojo del objetivo- del organismo-aparato cinematográfico (kinoaparátom). 





 Esta deriva, circunstancial respecto de la novela de Saramago, es sugestiva, creo. Al menos así lo veo yo.
Aleksandr Mijáilovich Ródchenko (San Petersburgo, 1891 - Moscú, 1956), fue diseñador de algunos de los carteles de Кино глаз, como el de 1924 que está entre las imágenes que acompañan esta nota.
 
 

No comments: