Thursday, April 21, 2016

En torno al Pre-Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia. Nota muy ilustrativa -aunque nada ilustrada- sobre castigo corporal de la infancia.



Esta mañana asistí, por invitación del Prof. Carlos Villagrasa Alcaide (Universidad de Barcelona), a la inauguración del Pre-Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, que en estos días se celebra en Málaga, y tuve la oportunidad de aprovechar de la presentación de las primeras ponencias. La organización ha cubierto en muy gran medida el elenco de variadísimos temas y enfoques que el Pre-Congreso y Congreso -este a celebrar en Paraguay- tiene el propósito de abarcar. La índole transversal de los problemas y conflictos, a menudo atroces, que afecta a niños y menores de todo el mundo necesariamente implica que la 'cuestión de los derechos' debe ser abordada con un punto de vista radial y una metodología interdisciplinar.
Quiero desde este blog, utilizando las posibilidades de visibilidad que ofrece, contribuir ad extra con una pequeña aportación. El Arte, como igualmente sucede con la Literatura, es testimonio moral de una época. De ahí que presente aquí dos muestras de ilustrativas de un tiempo que ha sido -por fortuna en la mayoría, aunque no todos, de los países civilizados- superado por la mentalidad ilustrada y lo mejor de la Modernidad. El castigo corporal en las escuelas.
Las muestras tienen una diferente y bien diferenciada intención. Philip Mercier no es, por motivos más que evidentes, Francisco de Goya. Tampoco sus propósitos coinciden; descriptivos en el primero, y más críticos en el segundo. Pero ambos nos brindan una excelente ocassio para reflexionar sobre la violencia ejercida sobre niños y adolescentes. La violencia como instrumento educativo es viral en la deformación de la personalidad integral de los niños, y su proyecto vital queda desde el origen y, definitivamente, condicionado de un modo fuerte y, después, muy difícil de reorientar.
Por lo demás, otras formas de violencia continúan instaladas en nuestro sistema educativo. Formas ligadas a la reproducción de procesos simbólicos que, con gran facilidad, se re-enuncian y que también sólo con gran dificultad son a veces perceptibles, que fragilizan las conquistas y causan enorme y profundo dolor.
Con aceptación de la mejor herencia ideológica de la Ilustración y del discurso de reconocimiento y garantía de los Derechos Humanos en su tránsito a la Modernidad, nuestro deber intergeneracional no debe eludir la crítica y acción política para con subsistencia de los mecanismos y modelos de violencia en los ambientes de infancia y la adolescencia. La tarea de la 'lucha por los Derechos', si verdaderamente proclamamos la confianza de su triunfo, no ha terminado.
 
Y ahora, desde el poder de reflexión jurídica que proporciona el Arte, dos imágenes ilustrativas -aunque nada ilustradas- acerca del castigo corporal en la educación de la infancia.

J.C.G.
 
 
 
Philip Mercier. (Berlin 1689- Londres,1760)
School Master and his students (1738)
 
 
 Francisco de Goya (Fuendetodos. Zaragoza. España, 1746- Burdeos. Francia, 1828).
La letra con sangre entra (1780)

No comments: