Thursday, April 14, 2016

Camilo José Cela. Del Officium iudicis.




Quizá de todos los oficios difíciles, el más bello sea el de juez, el de prudente y clemente, y sabio, y equilibrado juez. Quizá, también, de todos los oficios bellos, el más difícil sea el de juez, consideración que tanto puede perderse por arriba como por abajo, equilibrio que puede romperse tanto por pasarse como por quedarse corto. El juez de la limpia conciencia, el hombre que ve empañado el dolor de castigar por el placer de enderezar, de encauzar la convivencia, las costumbres y los caracteres, es un poco el último depositario del frasquito — ¡tantas veces derramado! — de las buenas esencias que ninguno, pese a todo, quisiéramos perder.

Camilo José Cela y Trulock, ‘Salomón centenario’,  en Café de artistas y otros cuentos, Salvat Editores, Madrid, 1969, p. 96.
 


Camilo José de Cela y Trulock (1916-2002)

No comments: