Tuesday, December 02, 2014

De libros y librerías en viajes recientes por Brasil, y detalles de mi 'Kafka's Brazil connection'


Los viajes a Brasil durante este año me han llevado a conocer nuevas ciudades, y a regresar a varias de las que ya no me son desconocidas gracias a algunos anteriores. Regresé a Curitiba a finales de mayo, y en noviembre a Passo Fundo y Porto Alegre. Pasé varias veces por São Paulo, y también por Brasilia. Estuve, apenas un día, en Joao Pessoa. Torné en algunos de esos lugares a librerías y 'sebos' donde de nuevo hurgué en sus anaqueles; sucedió en Passo Fundo. En Porto Alegre otra vez volví a deambular por su Feira do Livro. Pero hubo nuevas librerías que se abrieron a mi curiosidad, como la Livraría do Chain, Rua General Carneiro, Alto da Glória, en Curitiba, que funciona desde los años 60. Allí conversé con Aramis Chain, su livreiro propietario; persona culta, con opiniones 'políticamente incorrectas', muy razonable en no pocas de ellas, atento y gentil en todo momento. El fondo de esta librería -que es en todo la más frecuentada por profesores de la Universidade Federal do Paraná, además de por buenos lectores de toda la ciudad y buena parte del Sul y Sudeste del Paraná- es abundante, selecto y variado. La sección de literatura, especialmente bien nutrida, ofrece numerosos títulos de obras y ensayos que con frecuencia son difícilmente localizables en otros establecimientos. La jurídica es también notable, y posee un actualizado conjunto de monografías -en absoluto menor- de la mayoría de disciplinas y especialidades. 
Llegué a ella por indicación de mi excelente amigo Prof. Dr. Jacinto Nelson de Miranda Coutinho, titular (catedrático) de Direito processual penal de la UFPR, y le dediqué gran parte de una mañana, desde su apertura, antes de las 9:00 h. En mis errabundas búsquedas obtuve buen resultado; los cuentos completos -o casi- de Monteiro Lobato, las crónicas -estas sí, al completo- de Lima Barreto, dos ensayos sobre la emocionante narrativa de Clarice Lispector, una rara monografía brasileña sobre Tolstói, otra sobre Borges, un estudio sobre discurso jurídico -Écio Oto Ramos Duarte, Teoría do discurso; correção normativa do direito, pref. de Tercio Sampaio Ferraz, Jr. (Landy Editora, São Paulo, 2004 2ª ed.)- y dos títulos sobre materias de 'Derecho y humanidades', en los que aquí me detendré, y que se conciertan a temas kafkianos. Fueron:

- Ricardo Timm de Souza, Kafka: A Justiça, o veredicto e a Colônia penal. Um ensaio, Editora Perspectiva, São Paulo, 2011, 100 pp.



- Direito e Psicanálise. Interseções a partir do O Processo de Kafka, Jacinto Nelson de Miranda Coutinho (coord.), Lumen Iuris Editora, Rio de Janeiro, 2010 (2ª tiragem), 258 pp.



Curituba, sin embargo, reservaba más satisfacciones a mis afanes librescos. Muy cerca de la entrada principal de la Faculdade de Direito, a uno de los lados de la Praça Santos Andrade, sobre el 432 de Rua Comendador Araújo, descubrí la loja 2 que el Sebo Kapricho allí tiene instalada. Otro par de horas y, al término, una bolsa bien atestada de títulos de editoriales brasileñas y alguna argentina; hubo fortuna en el hallazgo de libros de arte -un ejemplar de escritos de Paul Klee reunidos como Teoría del arte moderno (trad. de Hugo Acevedo, Eds. Caldén, Buenos Aires, 1979, que he mencionado en fecha pasada de este mismo lugar- así como en cine y crítica e interpretación literaria. En este último apartado localicé, para añadir a mi biblioteca, la traducción portuguesa -no hay aún versión a lengua española- de la obra de Günther Anders (1902-1992), Kafka: pro und contra. Die Prozessunterlagen (1951), un "modelo de crítica literária dialética".

Günther Anders, Kafka: pró e contra. Os autos do Processo, Editora Perspectiva, São Paulo, 1969, 106 pp., núm 12 de su 'Coleçao Debates'.
 


A mediados de noviembre, hallándome en Passo Fundo, las horas se demoraron en otro 'sebo', que ya había frecuentado: Sebo Akadémico II, en el centro de Passo Fundo, Rua Bento Gonçalves, 244. Allí adquirí la vez pasada un ejemplar de lomo piel verde oscura de Teoria Geral do Direito Civil (Livraria Francisco Alves, Rio de Janeiro, 1929), de Clóvis Beviláqua (1859–1944), además de textos de critica literaria sobre Joaquim Maria Machado de Assis (1839-1908) y Euclides da Cunha (1866-1909), o sobre los orígenes de la recepción del haiku en tierras de Brasil a través de los ceñidos versos del poeta bahiano Afrânio Peixoto (1875-1947). Este año regresaron conmigo las traducciones de David P. Barash e Nanelle R. Barash, Os ovários de Mme. Bovary. Um olhar darwiniano sobre a literatura, trad. de Claudio Figuereido, Relume Dumará, Rio de Janeiro, 2006, 261 pp., Neil Hertz, O Fim da linha. Ensaios sobre a Psicanálise e o Sublime, trad. de Júlio Castañón Guimarães, Imago Editora, Rio de Janeiro, 1994, 290 pp., que lleva presentación de mi admirada y culta amiga Kathrin H. Rosenfield, profesora de Filosofía de la Universidade Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), en Porto Alegre, y Eugenio Trías, Conhecer Thomas Mann e a sua obra, trad. de Manuel Seabra, Editora Ulissea, Lisboa, s/d, 111 pp. De algunos de estos títulos, ciertamente poseo la edición original -como sucede con el último citado (Dopesa, Barcelona, 1978)- pero disponer de traducciones es, a veces, un recurso filológico interesante, de modo que no prescindo de ellas. Lo hicieron también monografías jurídicas, como una sencilla Metodología da Ciência do Direito, de Fernando Herren Agular (Pref. de Eros Roberto Grau, Max Limonad, São Paulo, 1996, 158 pp.) y Legalismo e Ciência do Direito (Atlas, São Paulo, 1977, 148 pp.), del maestro Nelson Saldanha, a quien conocí hace diez años en un coloquio organizado por Paulo Ferreira da Cunha en la Facultade de Direito de Porto. En cuanto a las literarias Álvaro Cardoso Games, A santidade do Alquimista. Ensaios sobre Poe e Baudelaire, Unimarco Editora, São Paulo, 1997, 156 pp.; Pensamiento vivo de Fernando Pessoa, Cristina Fonseca (org.), Martin Claret Editores, São Paulo, 1986, 110 pp., que es una sencilla aproximación a la obra e ideas literarias del Pessoa, sin duda meramente divulgativa, pero que contiene algunas imágenes curiosas del poeta y su contexto lisboeta. Sobre el maestro del heterónimo he reunido en los últimos años una bibliografía creciente, resultado de múltiples viajes a Porto y Lisboa, en ésta especialmente con la compra de cuidadas ediciones en la librería de la Fundaçao Caloste Gulbenkian. Tengo en agenda escribir acerca de 'Derecho y Literatura' en Pessoa, pero de momento las urgencias del calendario dictan otras órdenes, perentorias y muy precisas, aunque llegará el día. Relacionada con la literatura portuguesa y adyacente a ese área de investigación iusliteraria encontré asimismo un título en verdad interesante: Edmundo Moniz, As mulheres proibidas. O incesto em Eça de Queiros, Livraria José Olympio Editora, Rio de Janeiro, 1993. Mi biblioteca registraba sobre José Maria Eça de Queiros (o Queiroz) (1845-1900), además de varias entre sus novelas más conocidas, el ensayo de Ary dos Santos, Eça de Queiroz e os homens de leis, con doce dibujos de Thomaz de Mello (Portugñalia, Lisboa, 1945). Esa sección ahora se valoriza un poco más con el trabajo de Moniz; el incesto fue una preocupación también para Mario de Sà-Carneiro (1890-1916), y es un asunto al que bien podría prestarse atención desde el ámbito de estudios sobre cultura literaria del Derecho en Europa y Latinoamérica.

Junto a todo lo reseñado y tras detenido sondeo entre los estantes, otrasdos obras brasileñas emergieron para mi arrebato de batidor. Se trata de dos descubrimientos que mencionaré como privilegiados. Uno es la primera edición, encuadernada en tela editorial, de O Lustre, de Clarice Lispector (Livraria Agir Editora, Rio de Janeiro, 1946). El otro, una magnífica, y difícil, monografía sobre Euclides da Cunha, História e interpretação de 'Os Sertões', escrita por Olímpio de Sousa Andrade (Edart editora, São Paulo, 1966).  No oculto, pues, mi entusiasmo mientras los manejo para este crónica.




En epítome, todavía incorporé un texto smás obre Kafka. Corresponde esta vez a la traducción, a cargo de Vera Ribeiro, de Hans Zischler, de Kafka vai ao Cinema (Jorge Zahar Editores, Rio de Janeiro, 2005, 167 pp. il.). Del original Kafka geht ins Kino (Rowohlt Verlag GmbH, Reinbek bei Hamburg, 1996) la posee en España por Jorge Seca (Minúscula, Barcelona, 2008). Aplico a la adquisición de esta traducción igual receta a la que más arriba formulé para otras.



No obstante, creo que de lo mejor escrito sobre este asunto pertenece a Leopoldo La Rubia con Kafka y el cine: la estética de lo "kafkiano" en el séptimo arte (Biblioteca Nueva, Madrid, 2011, 289 pp.). En todo caso, el libro de Zischler es una reconstrucción intelectualmente muy instigadora -sobre la base del diarismo y la correspondencia con Brod y Felice- en torno a los efectos de superposición e intersección que las imágenes proyectadas en la oscuridad de las salas cinematográficas de París, Milán, Munich, Praga y Berlín ejercieron sobre el enigmático proceso creativo del mundo kafkiano. En este momento, las cubiertas de Kafka vai ao Cinema y Kafka y el cine se avienen hermanadas en la misma balda .

Dejé atrás Passo Fundo con resultados -podrá deducir el lector- razonablemente satisfactorios. Un agradable fin de semana en Porto Alegre me deparó, por coincidencia de fechas, rondar entre las casetas de su Feira do Livro, asomarme a sus mostradores y, en la medida de lo posible -y de los 'posibles'- contener mi gula. Empero, pequé, sí. Sucedió en el expositor de Ediçoes do Senado Federal, cuyos precios son absolutamente imbatibles, con textos de máxima calidad e interés. Me sometí con firmeza a varias atracciones -el magnetismo es una experiencia física concreta y poderosa; esa es mi único descargo, y es sincero- hasta ser vencido por Um paraíso perdido. Ensaios amazónicos, de Euclides da Cunha, selec. y coord. de Hildon Rocha y pref. de César Ferreira Reis (Braslia, 2009, 388 pp.). Debilitado por la vigorosa -bien que inútil- resistencia, acabé por reincidir en Livraría Traça! costeándole a mi biblioteca un ejemplar de la extraordinaria recopilación de Italo Moriconi Os cem melhores contos brasileiros do sécolo (Editora objetiva, Rio de Janeiro, 2001, 618 pp.). En ella he averiguado de autores como Carlos Heitor Cony o Hilda Hilts, sencillamente espectaculares, y continuo en descubrimientos fantásticos conforme voy adentrando en deslumbrantes narradores más cercanos al final de la centuria.


Llegado a João Pessoa, última escala, aguardaba en la promesa del Prof. Marcilio Franca, de la Universidade Federal de Paraíba, que tuvo fiel cumplimiento en el obsequio de Borges no Brasil, org. por Jorge Schwartz (Editora, Imprensa Oficial, 2001, 606 pp.; 1ª ed. Unesp, São Paulo, 2000). Borges transitó por São Paulo el año 1970 y otra vez en 1984. No se ha prodigado la crítica literaria brasileña en ensanchar la bibliografía borgeana desde el aporte de Mário de Andrade en 1928. Borges, lector de Euclides da Cunha, comenzó a ser traducido a finales de los 90, por decidida voluntad de Schwartz, mérito que le adorna. No faltan en esa colección de trabajos colaboradores que proceden del mundo del Derecho; sucede de modo muy diferente en España, salvada la excepción de García de Enterría. Es un dato que dejo aquí para con intención de valorar nuestra propia cultura literaria del Derecho.
 



Y termino. Mi maleta tiene doble fondo, que ocupan los libros, esos objetos que son, materialmente, metáfora asimismo de lo que en específico siempre alberga un doble fondo.  Allí entraron, cierto que con dificultades espaciales, otros obsequios que, junto a la sincera expresión de agradecimiento, de ninguna forma puedo olvidar, y son: Estudios críticos de Direito e Psicologia, coord. por Alexandre Morais da Rosa, Paulo Ferrazese Filho y Alexandre Matzenbacher (Lumen Iuris, Rio de Janeiro, 2014, 172 pp.), Crítica Hermenêutica do Direito, de Lenio Streck (Livraria do Advogado Editora, Porto Alegre, 2014, 158 pp.) y Alexandre Morais da Rosa, Guia compacto do Processo Penal conforme a teoria dos jogos, Lumen Iuris, Rio de Janeiro, 2014, 226 pp., 2ª ed.), de Alexandre Morais da Rosa. Leno, Alcxandre y Paulo, tan admirados como entrañables amigos, me hicieron entrega en mano de sus valiosos presentes.

La maleta arribó a Málaga desfondada, pero sin pérdidas. Para próximos desplazamientos debo proveerme urgentemente de una selección en artículos de viaje. Tal vez sea en la londinese Bentleys. Preciso de algún modelo ajustado a mis hábitos de transporte: ¿una maleta inglesa Globe-Trotter tipo cofre?. Un Mundo es todo lo que necesito. Rezaré esta noche al baúl de Louis Vuitton, santo mítico patrón en lo mas alto del altar de las valijas milagrosas.

J.C.G.

No comments: