Friday, September 05, 2014

Y nos dieron las Mil y quinientas




En el Derecho procesal castellano dispusieron los litigantes más contunacees de recursos como la segunda suplicación y, una vez agotada de vía procesal ordinaria, también del conocido como las mil y quinientas, del que eran particularmente devotos los más recalcitrantes. La cifra indicaba, sobre todo en materia de sucesiones, el dilatado devenir de las causas.
Viene aquí la referencia por motivos muy distintos. Son los felices guarismos que contabilizan las entradas en este blog, cuya primera lleva fecha de 17 de abril de 2006.

J.C.G

No comments: