Saturday, September 06, 2014

Corrupción y ‘doctrina Belén Esteban’, o el regreso de Turguéniev



La Presidencia de Gobierno no asegura bonanza de paternidad. Los hijos de los Presidentes pueden no seguir de cerca, incluso apartarse mucho, del ejemplo de honorabilidad paterna. Esto ha venido a decir Felipe González en unas recientes declaraciones a propósito de los cada día más sólidos indicios de conducta ilícita en materia económica del ex-President de la Generalitat, Honorable Jordi Pujol. Nunca he pensado que Pujol sea un «corrupto», dijo, sino que está en «una operación de cobertura hacia los que tiene debajo», en referencia a sus hijos.

Esta interpretación es nueva, aunque no del todo. Se trata, en realidad, de una variante posicional del argumento de la defensa de Doña Cristina y su amado conyuge Iñaki Urdangarín. González tampoco habría pensado que la Infante fuera una «corrupta», sino que estaba en «una operación de cobertura hacia el que tiene a su lado».

Por ese camino es muy posible que la genealogía y la heráldica descubran un nicho de trabajo que estaba oculto. Echando a andar el camino llegaremos cualquier mañana, por vía de consanguinidad y siempre con las precisas bendiciones de los exégetas bíblicos, hasta Adán y Eva, nuestros primeros padres. También afectará a los historiadores, que reescribirían la vida política de varios personajes. Así, Alejandro Lerroux y su infausto –o fáustico, según se mire – hijo adoptivo Aurelio y los negocios, ajenos al albur, con la ruleta eléctrica marca "Straperlo". ¡Pobre don Alejandro!, que tuvo que soportar sucesivas 'olas de gases asfixiantes'. Tal vez también la del General Primo de Rivera y su hijo José Antonio, bien por ese orden o al revés.

Pero seamos justos, o cuanto menos ecuánimes. A “Dios” (v. gr.: Don Felipe González) lo que es de “Dios”, y al Caesar lo correspondiente. Esta doctrina interpretativa ya tiene padre, o mejor madre: Belén Esteban. Ella la formuló con esa síntesis dialéctica que es la envidia de la Teoría de la Argumentación jurídica nacional. Por Andreita ‘ma-to!!!!!’

Pues eso, ¡padres e hijos! Y es que regresa Turguéniev.




No comments: