Sunday, April 27, 2014

Pintura, cine y un resto no impredecible de meditaciones cinéticas


Meditaciones cinéticas, o de como un cuadro de expresiva crítica a la ideología nazi pasa a documentar la decadencia de posguerra y, por último, memora con nostalgia a los felices improductivos. O, lo que es igual, Otto Dix (1891-1969) en La belleza (1922), Federico Fellini por Dolce vita (1960) y, terminando, La grande bellezza (2013), de Paolo Sorrentino.


J.C.G.

No comments: