Tuesday, September 10, 2013

Juicios políticos. ‘Pluto's Judgment Day’, Disney Cartoons-movies (1935)/ 'El día del juicio final de Pluto’, corto de animación de Disney (1935). [con una interrogante musical sobre juicios por corrupción política en nuestro país]


Hace algunos años el crítico cultural Slavoj Žižek, Profesor de Cultural Studies en la eslovaca Univerza v Ljubljani (University of Ljubljana, Slovenia), señaló en una de las páginas de su The universal exception (Rex Butler & Scott Stephens ed., Continuum, London, 2007, xxxii, 387 pp. ISBN: 9780826471093), lo siguiente:

“Pluto's Judgment Day, a Disney classic from 1935, stages a mocking show-trial of Pluto who, after falling asleep near a fire, endures a nightmarish dream about being dragged to a cats' court, where he is designated as a Public Enemy accused by a series of witnesses of anti- feline behaviour and then condemned to public burning. When Pluto stars to burn, he, of course, awakens: the dream scene of burning incorporated the real-life fact that fire was getting nearer and nearer to his tail. What makes this dream so interesting is not merely the obvious political references (not only was 1935 the first big year of Moscow trials; in the United States itself, the orchestrated campaign against gangsters public Enemies was part of the publics relations policy of Hoover’s FBI), but, more the way cartoon stages show-trial as a music number, with a series ironic references to popular songs up ‘Three Little Maid’s” from Gilbert and Sullivan’s Mikado. Ten years before Eisenstein, the link between the musical and a political show-trial is established” (p. 135).


Es interesante constatar la conexión -la iconografía, es cierto, resulta bastante evidente- de El día del juicio final de Pluto con las purgas stalinistas de la década del 30. Lo es también atender al lenguaje -visual y verbal- de orden público en coincidencia con las campañas de lucha anti-gangster. Pero también que las complicidades de la Disney Factory con estrategias políticas de la Administración estadounidense, tanto en el plano interno y como exterior, se ajustaron a cada etapa histórica. Durante la IIª Guerra Mundial los cartoon stages de Disney funcionaron como parte, no menor, del aparato propagandístico que alimentaba las pasiones políticas del público contra el nazismo, o más particularmente, contra Adolf Hitler, y por extensión al Eje Berlín-Roma-Tokio, tambien frente a sus aliados Benito Mussolini e Hiroito . Un día de estos pondré algún ejemplo.

Hoy, sin embargo, me remito a las últimas reflexiones de Žižek, y me pregunto cuál sería el fondo musical más idóneo para el actual espectáculo de los juicios por corrupción política en nuestro país.
Estoy abierto a sugerencias.

J.C.G.

No comments: