Wednesday, January 02, 2013

Derecho en la Literatura. Sobre las antologías


Jorge Fábrega Ponce
Abogados y jueces en la literatura universal
Juan Montero Aroca (ed.)
Editorial Tirant lo Blanch, Valencia, 2012, 239 pp.
ISBN: 9788490336014



Síntesis editorial

Este libro es una faceta poco conocida de su autor, sin duda el jurista con más prestigio en Panamá. Jorge Fábrega Ponce nació en Santiago de Veraguas (Panamá) el 19 de abril de 1922, descendiente directo, por un lado, del libertador del Istmo (José de Fábrega de las Cuevas, 1774-1841) y, por otro, del primer presidente de la Corte Suprema de Panamá (Gil Ponce). Estudió en México; tiene el Master en Ciencias Políticas por la Universidad de Pennsylvania y la Maestría en Derecho Comparado por la Universidad de Estrasburgo.
El jurista más importante de Panamá, el catedrático y el abogado que ha dominado la cátedra y el foro panameño durante décadas, un buen día de modo natural, como es él, se le ocurrió escribir un libro diferente. Un libro sobre cómo ha visto la literatura, y durante siglos, a los abogados y a los jueces. Esta es una obra para la sonrisa ante lo que lo que la literatura ha escrito del que fue el oficio del Dr. Fábrega durante tantos y tantos años.
Sólo desde la grandeza de espíritu y desde la modestia de corazón se es capaz de sonreír ante lo que los otros dicen de aquello que ha dado sentido a una parte importante de la vida. Sólo un gran abogado es capaz de mirar irónicamente su profesión y sonreírse desde la complicidad. Únicamente los mediocres se escandalizan de la ironía.



▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄


La publicación de esta obra en España llega tras varias ediciones en Iberomérica [Imp. Cañizales, Panamá, 1988, 45 pp.; Editora Jurídica Panameña, Panamá, 1991, 192 pp.; Plaza & Janes Editores de Colombia, Bogotá, 1994, 309 pp.], y es difícil juzgar su oportunidad.
Obras semejantes circulan desde hace años. Así la de Gustavo Ibañez Carreño (comp.), de la Academia Colombiana de la Abogacía, La picaresca jurídica universal, con ed. previa de 1993 (xv, 308 pp), y que en la última y más reciente (Ediciones Jurídicas Gustavo Ibáñez, Santafé de Bogotá, 2000) aumenta considerablemente su paginación (xxiv, 848 pp.; o 552 pp.), reuniendo material muy diverso (fábulas, cuentos, versos, proverbios, refranes y aforismos latinos). Y todavía una posterior, con cambio de título (Los abogados y la picaresca jurídica universal, Ediciones Jurídicas Gustavo Ibáñez, Santafé de Bogotá, Colombia, 2006, xix, 552 pp.). Siempre me llamó la atención ver incluido en estas ediciones textos como “En el cielo de los conceptos jurídicos: una fantasía”, de Rudolf von Ihering (pp. 63-119, ed. de 1993).


Personalmente soy bastante escéptico ante este tipo de obras acumulativas y, por lo general, muy asistemáticas. A modo de ejemplo lo que no oculta la de Gustavo Gómez Velásquez, Abogados: de esto y de aquello de la abogacía, la literatura y el derecho, Ediciones Jurídicas Gustavo Ibáñez, Santafé de Bogotá, 1996, iii, 710 pp. (3ª ed., 2010, 880 pp. ISBN: 978-958-8381-76-3).



Admito, no obstante, excepciones. Es el caso, en Perú, de Carlos Ramos Núñez, La pluma y la ley: abogados y jueces en la narrativa peruana, Fondo Editorial Universidad de Lima, Lima, 2007, 251 pp. (ISBN: 978-9972-45-198-0), trabajo elaborado en la forma y el fondo, que no se limita al mero aporte de texto, sino que ofrece valiosa contextualización histórica y fino análisis jurídico. Y el recientísimo de Carmelo Delgado Cintrón –del que sólo poseo noticia indirecta– en la Antología de Derecho y Literatura, que conforma los vols. II-IV de su Tratado de Derecho y Literatura (Editora de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, San Juan, Puerto Rico, 2012).



En España cabe reseñar dos obras que constituyen benéficos prototipos de este género de antologías. Me refiero a la de Albert Fina Sanglas, Justicia y Literatura, Barcelona, 1993, 218 pp (ISBN: 978-84-7676-261-5), y Víctor Celemín Santos, El derecho en la literatura medieval, 1996, 200 pp. (ISBN: 8476763670, 200 pp.), ambas editadas por Bosch en su Colección ‘Letras y Letrados’. A ellas, quizá añadir también la de Fernando J. Alamillo Sanz, La Administración de Justicia en el clásicos españoles. De los jueces, escribanos, alguaciles, cuadrilleros, corchetes, procuradores, pícaros, presidiarios y otras gentes de mal vivir, Civitas, Madrid, 1996, 184 pp. ( ISBN: 9788447006847). De entonces ahora, ninguna otra.




En Italia, por iguales fechas, aparecería la de Enzo Di Mauro (ed.), Il giudice e il suo scriba. Narratori davanti alla legge, Liberal Libri (Collana Liberal sentieri), Firenze, 1998, 260 pp. (ISBN: 978-8882700034)

Es cierto que este tipo de obras y ediciones –excluidas las anglo-americanas en el género (consagrado desde Henry Wigmore en 1908 y 1922) del ‘List of Novel’, que en Italia emuló con éxito Remo Danovi, Tra fantasia e Diritto. List of Novel, Giuffre, Milano, 2004, 302 pp. (ISBN: 9788814109010)– existen en muy menor medida en Europa.


Con todo, prestigiosas editoriales jurídicas europeas han prestado atención a antologías literario-jurídicas. Deben señalarse la belga de Jean- Pol Masson, Le droit dans la littérature française, Preface de Alain Berenboom, Éditions Bruylant, Bruxelles, 2008, 461 pp. (ISBN : 978-2-8027-2455-1), así como la francesas de Philiphe Malaurie, Droit & Littérature, Une anthologie, Cujas, Paris, 1997, 344 pp (ISBN: 978-2254973194) y  de Antoine Garapon- Denis Salas (sous la direction de), Imaginer la loi. Le droit dans la littérature, Éditions Michalon (collection Le Bien commun), Paris. 2008, 304 pp. (ISBN: 2-84186-425-6). Y en Italia, Michele Marchesiello- Roberto Negro (eds.), Il diritto allo specchio della letteratura: materiali di lettura per giuristi e non, De Ferrari & Devega, Genova, 2010, 388 pp. (ISBN: 9788864051987)
 




 
En mi modesta opinión creo que el mercado editorial en España toleraría la publicación de una nueva antología, ya fuera de dimensión nacional, europea o tal vez universal. Su utilidad escolar en cursos del Grado en Derecho podría ser muy aprovechable, siempre que el diseño de su sistemática esté convenientemente planteado.
Algunos estamos esperando propuestas.

J.C.G.

No comments: