Monday, June 08, 2009

La letra con sangre entra, por Lucía Etxebarria

Dos meses después de que el Sindicato de Estudiantes convocara una huelga y manifestaciones contra el Plan Bolonia, al que presumen responsable de la privatización de la universidad pública y de la mercantilización de los máster, aparece una iniciativa de la Universidad de León según la cual a los alumnos que donen sangre se les convalidarán dos créditos de libre configuración curricular. Ya sabemos que lo del plan Bolonia roza el absurdo, pero en este caso lo ha rebasado con creces. Esto sí que mercantilismo, pero mercantilismo al más puro estilo El Mercader de Venecia: que cada quien pague sus deudas con su propia sangre. Y ¿ qué va a ser lo próximo? ¿ Se les convalidarán dos créditos a las alumnas que donen óvulos? ¿ A los alumnos que donen su semen? Ya puestos, por qué no, y en la más vieja tradición de la Universidad española, reconozcamos como legítimo lo que hasta ahora se hizo siempre de tapadillo: ¿Concedámos dos créditos a aquellos alumnos y alumnas que amablemente cedan su cuerpo a los profesores y profesoras! Yo recuerdo sin ir más lejos, a una de mis condiscípulas en la Facultad de Ciencias de la Información de la que se rumoreaba que había conseguido su matrícula de honor en Economía merced a la concesión de ciertos favores al profesor, y que acabo trabajando como jefa de prensa para un partido politico. No, no era una puta como decíamos nosotras. Era una visionaria, una adelantada a su época. Y, sí señora, una verdadera LIBERAL, en los dos sentidos del término: el sexual y el económico.

No comments: