Sunday, June 11, 2006

"A la chita y callando". Europa y la tortura

La locución "a la chita callando" se utiliza en relación a algo que se debe hacer de forma sigilosa o secreta. Su empleo remonta a la Andalucía árabe donde introdujo una especie de gato montés -más rápido y ágil que los perros- para cazar que se llamaba "saeta" (chita). No obstante, su instinto sanguinario determinó al rey Alfonso X prohibir su empleo , pues parecióle que con él no respetaba el lance las normas del arte cinegético. Hubo sie embargo quienes no abandonaron esa práctica y continuaron recurriendo a ella auqnue de forma clandestina. De ahí, "a la chita y callando".
En lo demás, sean estas dos ilustraciones.
Corresponden a Dick Marty en su intervención ante el Consejo de Europa y a una vieja "publicidad del silencio" que, por decirlo todo, efectivamente hablan por si mismas.

No comments: