Sunday, April 30, 2006

Aladino y la aventura de decidir


Algo más sobre el orden moral. Sobre decisiones y libertad. Acudo a la Historia de Aladino o La Lámpara maravillosa. Ésta, que el orientalista francés Jean-Antoine Galland (1646-1715) oyó contar en París a un cristiano maronita de Alepo cuyo nombre era Hanna Diap, se añadió a las descubiertas y recogidas durante su estancia en tierras otomanas. Y así, por último, forma con todas ellas en los relatos orientales de tradición oral agrupados como Las Mil y una noches. El lector podrá deleitarla en edición de Siruela (Madrid, 2005, 134 pp.), prologada y traducida por Luis Alberto de Cuenca.
Creo que interesa releer el pasaje donde el Genio, tras liberarse de su cautiverio en el interior de la humilde lámpara de aceite, premia al joven protagonista de la historia. Sin embargo, esa recompensa resulta en realidad una prueba. Será Aladino quien tenga que decidir por sí lo que quiera, y al hacerlo concretar no tanto tres deseos como elegir entre un mundo de posibildades.
Para contumaces en explorar otras interpretaciones, sugiero: Emily W. Salus, “Aladdin and the Law”, en J. Ralph Lindgren-Jay Knaal (eds.), Ritual and Semiotics, Peter Lang Publishing, New York, 1997, pp. 89-105.
José Calvo González

No comments: